Cuestión de género

Andriode

Imagen: Google (EsEt)

La bofetada resonó como el eco de un trueno, amenazador y contundente.

Seguramente no le había dolido en lo más mínimo, una aleación de su tipo era inmune a cualquier melladura, especialmente de una mano humana. Aunque todo mi brazo dolía como quemadura de infierno anunciando uno o varios huesos rotos, entre el golpe y esa expresión de asombro, mi gusto fue absoluto.

El gran problema de enamorarse de un androide era el mismo que con un humano. En algún momento su conexión entre cerebro-boca-corazón fallaba y eso,  como siempre, lo estropeaba todo.

AllegraLuna

Anuncios

Acerca de roxxy/allegraluna

Diseñadora, Profa. de Castellano y Literatura, Comerciante. Amante de los estudios virtuales y la cocina. A veces asocial, respetuosa de la libertad individual, Opend Mind. En ocasiones mis alters se apoderan de mí y empiezan a plasmar sus historias, así al venir las ideas buscan el camino a la luz a través de mi mano. Buenas o malas, así salen y así las plasmo.
Esta entrada fue publicada en Ciencia Ficción, Relatos Breves y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cuestión de género

  1. herreiere dijo:

    Al androide no le duele nada, pero como sabe que a ti te dolio se siente culpable…
    Ese es el objetivo de las bofetadas ¿No es así?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s