Martes de “recopilar escritos”

Imagen: Google

Imagen: Google

Esta es una recopilación de algunos de mis aportes a la actividad que en Twitter propone, cada martes, @megustaescribir bajo la etiqueta .  ¡Me encanta! y siempre espero con entusiasmo este día. Si pueden participar “excelente” realmente es muy divertido escribir, leer y compartir con personas de todo el mundo. 

Apareció un martes con tacones, fue hermoso verla así vestida para la vida, tras pasar años en esa prisión de dos ruedas.

Aquel martes conocí a un mago. Bueno, parecía un mago: hablaba de mundos paralelos, recitaba mantras y levitaba al ritmo de The Doors

Aquel martes de luna llena mi lobo interno aulló tu partida, mientras piel y alma se desgarraban.

Aquel martes empezó a escribir, porque sus lágrimas habían borrado el camino y necesitaba trazarse una nueva historia.

Aquel martes empezó a ver en color, ese arcoíris que era él: su alegría juvenil, ese relax tan suyo, aún en un mundo gris.

Aquel martes empezó a ver en color, todo seguía siendo gris, pero sus lentillas arcoíris hacían su trayecto multicolor.

Aquel martes lo supo. Cogió el encendedor y le dijo a la muñeca que nunca más la asustaría

Aquel martes te maté. Fui lo más explícita y cruel posible. Tenías que morir querido personaje así la trama, por fin, cobraba sentido.

El detective llegó un martes, el asesino esperó dos días. Al entrar, le disparó. Odiaba que la justicia tardara tanto

El martes trajo buenas noticias, nuestra guerra estaba en cese. Tus besos siempre han sido la mejor bandera blanca.

El martes trajo buenas noticias, toda una novedad ya que se sabe le gusta dar siempre las malas.

Empecé el martes del revés, desconcertado traté de girar nuevamente, luego vi la luz y ahí lo supe: había llegado el momento de mi nacimiento.

Empecé el martes del revés, pensé que me había vuelto loca, hasta que vi este universo paralelo y comencé una nueva aventura.

Empezó su aventura un martes, dirigió su barca hacia el poniente dejando atrás el pasado. Feliz, se perdió para siempre.

Era el último martes del mes, un mes plagado de máscaras, unas hermosas otras atroces, pero todas ocultando sus verdaderas intenciones.

Ese martes se hubiera enamorado, de la única, la indicada, con pasión extrema y ternura infinita. Pero murió el lunes, ahora ni modo.

Fue un martes estresante, con extrañas caras y tanto ruido. Lo único que deseaba era que todos se marcharan y le dejaran tomar su biberón tranquilamente.

Fue un martes estresante. Pensó que solo había venido a traer provisiones y ahora le tocaba quedarse 10 semanas en marte. Su chica se pondría realmente furiosa.

Fue un martes estresante: limpiar la casa, regar las flores, terminar de bordar aquel mantel. La muerte le había dado hasta las ocho para dejar todo listo y marchar, por fin, en paz.

Jamás pasé tanto miedo como aquel martes, aunque era mi tercer ritual, sabía que esta noche si perdería por completo mi alma, solo por seguirla a ella.

La lluvia contaminaba aquel martes, dejando la vida de todos atrapada en una cortina gris que nunca más dejó ver el sol.

La nieve llegó el martes y cubrió sus huellas ¿Cómo seguir ahora a quien había dejado en ella esa mirada vacía?

La nieve llegó el martes y se derritió inmediatamente al contacto con la ardiente pasión de nuestras caricias.

Le llamaban Martes Rodríguez, un nombre extraño para la nueva vedette del casino que empezó sus días siendo Domingo… Domingo Rodríguez.

Qué distinto este martes de ayer, domingo. Pero, ayer no fue lunes, me pregunto. Definitivamente no es tan distinto ya que, otra vez, me quedé dormido.

Tres tristes martes acompañaron mi huida, oscuras nubes me ocultaban de todo. Miércoles sonrió cuando crucé a salvo el muro.

Ya casi no se veía su reflejo, había empezado a desaparecer, para la noche sería olvido: por eso, ese martes, escribió su historia.

Anuncios

Acerca de roxxy/allegraluna

Diseñadora, Profa. de Castellano y Literatura, Comerciante. Amante de los estudios virtuales y la cocina. A veces asocial, respetuosa de la libertad individual, Opend Mind. En ocasiones mis alters se apoderan de mí y empiezan a plasmar sus historias, así al venir las ideas buscan el camino a la luz a través de mi mano. Buenas o malas, así salen y así las plasmo.
Esta entrada fue publicada en Microrrelato y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s