Tres mini relatos antes del punto final (Vol.VIII)

Imagen: Google

Imagen: Google

I

Había sucedido, ese final que intuías pero rogabas que no sucediera. Él había muerto. Tanto sufrir a su lado, superando obstáculo tras obstáculo, desprecios y momentos agridulces. Y así, sin más ni más, te lo habían arrebatado. Tu personaje amado estaba acabado, para él no hubo remedio, misericordia, ni vuelta atrás.

¿Qué hacer ahora?, ¿Qué sigue ahora?

Pasar página no sirve de nada, solo queda cerrar el libro de golpe, lanzarlo a un rincón, tomar el arma y apuntar. ¡Sí, eso mismo! Dos disparos y quedas limpio, catarsis absoluta.

Si tu personaje ya está muerto, qué más da acabar con los demás, incluso con el autor.  Ya vendrán otras historias donde los finales no merezcan tus balas de lector vengativo.

II

¡Qué placer sentí al hacerlo!

Uno tras otro, sin pena, sin contemplación, sin arrepentimiento.

A cada uno le había llegado su momento y cada vez: satisfacción plena y absoluta.

Sin duda se sorprendieron. Quién pensaría que, con mi carita dulce, podría ser capaz de hacer eso. No por nada se dice que las mujeres serias tienen mentes más peligrosas.

Y así fue, resulté ser una verdadera “chica mala” cuando decidí borrar y bloquear a cada uno de esos tediosos contactos que tenía en mi coqueto celular rosa.

III

Ser una mujer espía tiene su morbo, y más si tienes que asesinar a un peligroso pero guapo agente del bando contrario.   Me enteré casi por casualidad de su gusto por los cítricos, así que la elección del perfume no fue casual.  Su muerte fue rápida, casi sin dolor.  Lástima, de verdad me gustaba mucho, pero igual tenía que dejarlo saborear el veneno rociado desde mi cuello hasta el escote de mi sensual vestido.

Anuncios

Acerca de roxxy/allegraluna

Diseñadora, Profa. de Castellano y Literatura, Comerciante. Amante de los estudios virtuales y la cocina. A veces asocial, respetuosa de la libertad individual, Opend Mind. En ocasiones mis alters se apoderan de mí y empiezan a plasmar sus historias, así al venir las ideas buscan el camino a la luz a través de mi mano. Buenas o malas, así salen y así las plasmo.
Esta entrada fue publicada en Microrrelato, Terror/Suspenso, Tres mini relatos antes del punto final y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s